CIRCUITO CERRADO DE TV.

Un Circuito Cerrado de T.V. (CCTV) se compone por cámaras fijas o móviles, cableadas o inalámbricas, tanto de interior como de exterior y conectadas a grabadores y monitores. Esto permite almacenar las imágenes captadas por las cámaras y aportar seguridad a edificios o viviendas.

El propietario de la instalación podrá acceder a las imágenes captadas desde dentro de la instalación o remotamente desde un teléfono móvil o cualquier dispositivo conectado a internet.

La instalación de CCTV también puede asociarse a sistemas de alarma anti-intrusión, de manera que cuando una cámara detecta movimiento en la zona que está situada envía una orden al sistema de alarma para anunciar la presencia de un posible intruso.

En vivienda también se pueden emplear para monitorizar a personas dependientes.

Nuestra empresa tiene amplia experiencia en la instalación y puesta en marcha de equipos CCTV orientando al cliente en función de sus necesidades y del tipo de instalación que quiere controlar.

Comentarios cerrados